La calma chicha

Aún puedo sentir la caricia de esa playa aquella tarde de agosto ¿Alguna vez has paseado por una playa casi vacía al atardecer? ¿Sintiendo la arena húmeda de la orilla en tus pies descalzos, la brisa suave en tu cara, escuchando el rumor del mar en calma y con una luz anaranjada aderezando la escena? Seguro que sí. Es una sensación única. Pero aún lo es más cuando además de todo eso se trata de tu primer día viviendo en ese lugar y no puedes creer que tus pasos te hayan llevado a ser habitante de ese paraíso. La vida soñada.

Viví durante tres años en Tarifa y si tengo que quedarme con un momento de todos los vividos me quedo con ese. Hubo muchos maravillosos, pero ese fue el mejor. Es más, diría que fue el último momento real vivido allí. Al menos que yo recuerde. Mi cabeza también recuerda lo que quiere.

Con ese preciso momento quiero comenzar mi historia. Es un buen comienzo. La calma chicha.

llolker - BVNTf_mDJc2

(Esta tarde he estado despegando fotos de la pared y colocándolas en un cuaderno en la disposición que me gustaría que tuviesen si algún día forman parte de un fotolibro. Con lápiz, goma adhesiva, tijeras y toda la pesca. Muy manual todo. Me encanta ¡Hasta la próxima, artemaniacos!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s